ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Las Hijas de Mecklemburgo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sil
Moderador
avatar

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 13/02/2012
Edad : 32
Localización : HumanoidCity

MensajeTema: Las Hijas de Mecklemburgo   Miér Feb 29, 2012 2:13 pm

Hallo Smile Como están?
Bueno este espacio es para publicar Fics y Art que no tengan relación con Robert. Por eso estoy posteando una historia que comencé a escribir hace aproximadamente 4 años.
No es una historia normal O.o, y no es la versión original de la misma, la estoy re-escribiendo para que tenga mayor profundidad. En lo personal es mi primer gran historia, y la amo porque la hice como si me sumergiera en ella de una forma irracional.
La historia trata de tres chicas, hermanas del alma, las cuales poseen un legado de sangre, heredado de generación en generación. Amelie, Ambar y Paulette son tres brujas descendientes de las tres ultimas brujas ejecutadas en el Ducado de Mecklemburgo (Norte de Alemania). De ahí parte esta historia que pasea por infiernos, cielos, seres sobrenaturales como demonios, caídos, desalmados.
Hemm pues, en realidad esta historia la comencé a hacer como si fuese un fan fic sobre otra cosa, pero mantendré los personajes cambiándole la parte de lo "fan". Asi que pues hice una portada tomando personajes que se asemejan a lo que serian los protagonistas, tanto Amelie, como Bill. Aunque Ame no es taaan así, pero era lo único que encontré O.o. Como sea, les pongo el prologo y si les gusta...la publicare Smile





Introducción
La noche era mas oscura de lo común, solo se escuchaba el susurro del viento jugando con las hojas de los árboles. El frió intenso hacia que la cruel helada cayera lentamente, tornando el verde del paso en un blanco intenso.
Las noches de invierno en Mecklembuergo, un Ducado del nordeste de Alemania, eran cada vez mas crudas y difíciles de sobrellevar. Solo aplacaba el frió las estufas a leña que brillaban con todo su esplendor en la sala de las casas.
Las calles desiertas se llenaban de una espesa niebla, transformando a la ciudad en un lugar fantasma.
Faltaban pocos minutos para las campanas de la iglesia dieran las doce de la noche. El sacerdote de el pueblo se encontraba parado frente a la iglesia con una antorcha es su mano. Un grupo de hombres se le acercaba con palos y antorchas, estaban eufóricos y con cierta venganza en sus ojos.
El sacerdote hizo un gesto de aceptación y todos se dirigieron con paso firme a una de las casas mas antiguas y alejadas de la ciudad.
El murmullo se hacía cada vez mayor desapareciendo con ellos el silencio plomizo del lugar. En sus ojos llevaban tanto odio que ni el frió aplacaba la sangre que en ellos había, a punto ebullición.
Poco a poco se acercaban a la casa, esta estaba oscura y silenciosa.
Los hombres se reunieron frente a ella gritando y exigiendo que salieran de allí.
Tres mujeres , con sus caras pálidas, sus cuerpos delgados y sus cabellos negros y largos, salieron de la casa. Estaban tan desalineadas que parecían muy aterradoras a la luz de las antorchas.
La gente se quedo inmóvil al verlas paradas frente a ellos, solo el sacerdote se acerco mirándolas firmemente con cierta rabia en su mirada. Sus pasos eras seguros, parecía estar disfrutando ese momento con toda su alma.
—Han sido acusadas por la Santa Iglesia , por los delitos de la practica de la brujería en el Ducado de Mecklembuergo. Por ese motivo, esta noche daremos fin a todos los males que han causado-dijo el sacerdote con vos altanera.
—No les alcanza con los maltratos que hemos recibido de parte de todo el pueblo?.Día tras día nos han insultado, nos han discriminado, sin siquiera saber por que lo hacen.Todos eso crímenes de los que nos acusa, no son ciertos, y no los aceptamos, donde están las pruebas que nos acusan de tal crimen?-dijo la mujer que estaba parada en el medio de las tres.
—Su condena ya fue hecha,ya no hay vuelta atrás.
Las mujeres no podían defenderse, por días las torturaron, amenazaron y persiguieron por dondequiera que iban. Ya no había salida para ellas.
Los hombres las ataron y las dejaron dentro de la casa atadas de manos y pies con gruesas cuerdas. Inmóviles dentro de ella, el sacerdote se sentía dichoso por lo que sucedía.
Poco a poco las antorchas de fuego fueron consumiendo la madera de aquella casa. Solo se escuchaban las risas de regocijo de aquellos hombres .A lo lejos se escuchaban llantos y gritos de dolor, peor poco a poco se fueron apagando al consumirse en el fuego .
Había tanta satisfacción en los corazones de aquellas personas que se segaron ante el hecho , sin poder ver que detrás de unos árboles, se escondían tres pequeños niños, quienes veían con asombro y dolor, lo que sucedía en la que minutos antes fuera su casa y lo que sucedía con quienes era sus madres.




_________________


“Haz un esfuerzo por llenar de nuevo tu vida con un poco de fantasía.”
Volver arriba Ir abajo
Lunna
Admin
avatar

Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 12/02/2012
Edad : 30
Localización : Colombia

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Miér Feb 29, 2012 2:49 pm

Aghhhhhh!!! Genial, genial, genial!!!! Celebrate
Muero por ver/leer los cambios que hiciste grin

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://robsick.activo.in
Sil
Moderador
avatar

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 13/02/2012
Edad : 32
Localización : HumanoidCity

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Miér Feb 29, 2012 4:28 pm

Very Happy no mueras!! jeje...ya prontito comenzare a subir cosas nuevas. Thanks nena!!! Espero guste como antes...

_________________


“Haz un esfuerzo por llenar de nuevo tu vida con un poco de fantasía.”
Volver arriba Ir abajo
Gaby

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 13/02/2012
Edad : 30
Localización : Paraguay

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Vie Mar 02, 2012 11:34 pm

aaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhh.... geeeennnniiiiaaallll.. siguela.. me encantaa!!! risitas
Volver arriba Ir abajo
Sil
Moderador
avatar

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 13/02/2012
Edad : 32
Localización : HumanoidCity

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Sáb Mar 03, 2012 10:09 pm

Hemm sorry cry 5 Comencé a trabajar y no he podido releer lo que tengo escrito. Pronto subiré algo bueno, lo prometo Smile

_________________


“Haz un esfuerzo por llenar de nuevo tu vida con un poco de fantasía.”
Volver arriba Ir abajo
Sil
Moderador
avatar

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 13/02/2012
Edad : 32
Localización : HumanoidCity

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Lun Mar 26, 2012 9:53 pm

Las Hijas de Mecklemburgo

Capitulo 1


Aquella tarde, era una de las más oscura que había visto en mis cortos ocho años. El cielo parcia estar en guerra consigo mismo, dándonos un espectáculo de rayos y centellas fuera de lo común. Era verano, y la temperatura subía a medida que la tormenta se apoderaba del cielo.
Era extraño aquello, nunca se había visto algo así. Los noticieros lo ponían como noticia relevante: “Una fuerte tormenta está azotando casi todo el territorio Alemán. Las autoridades advierten por la llegada de fuertes vientos, tormenta eléctrica intensa, granizo y lluvias en abundancia. Se lo solicita a la población tratar de no permanecer mucho tiempo a la intemperie”.
—Amelie, hija, donde estas?—la voz de mi padre retumbo por el pasillo del segundo piso, de la enorme casa que habitábamos a las afueras de Hamburgo, ciudad en la cual vivíamos hacia dos años más o menos.
—Aquí papi!-dije con mi voz fuerte desde mi cuarto.
—Oh! Que haces frente a la ventana cariño?—se acerco a mi arrodillándose a mi lado para quedar a mi altura.
—Sera el fin del mundo papi?—pregunte algo ingenua mientras mis ojos color café permanecían fijos en el cristal transparente de la ventana.
—No hija—me contesto sonriendo—es una tormenta algo extraña.
—Entonces seguro es el calentamiento global, la señorita Holm nos hablo de ello en el colegio—mis palabras sonaban sin preocupación alguna, todo lo contrario a los demás, que parecían estar más nerviosos que de costumbre.
—De seguro cariño es eso—paso su mano por mi lacio y largo cabello negro azabache—es mejor que vayas a la sala con tu madre si, te está esperando para partir el pastel de cumpleaños número ocho?.
—Aquí estoy bien papi, me gusta ver la tormenta, no estoy de ánimos para festejar mi cumpleaños—voltee mi cuerpo para verlo a la cara, dándome cuenta que estaba más blanco que de costumbre, mire fijo sus ojos y una electricidad recorrió mi cuerpo dándome un fuerte dolor en mi cabeza—Hay!—chille de dolor tapándome mis ojos fuertemente.
—Que sucedió hija?—puso sus manos sobre las mías sacándomelas de mi cara—dime que sentiste.
—Me duele la cabeza—abrí mis ojos lentamente y volví a mirarlo pero esta vez no sucedió nada—porque me pasa esto?.
—Debemos hablar Amelie, debo contarte muchas cosas—asentí con la cabeza y volví a mirar hacia la ventana—Muchas cosas cambiaran de ahora en mas Ame, y serán momentos difíciles para todos.
—Tiene que ver con la tormenta cierto?
—Tiene que ver con muchas cosas hija, pero en parte sí.
—O sea que no es el calentamiento global?—pregunte a mi padre—es el fin del mundo.
—Solo si lo permitimos, mientras tanto el mundo no se irá a ningún sitio, créeme hija, todo estará bien—suspire profundo al escuchar esa afirmación, cada vez que salían esas palabras de la boca de mi padre, un frio corría por mi columna vertebral erizando mi piel. “Todo estará bien”, la gran mentira en la cual se había convertido nuestra vida.
—Bajare en un rato padre.
—Le diré a tu madre eso entonces—beso mi frente y salió de mi cuarto en silencio.
En mi corta vida, había recorrido varias ciudades Alemanas. Klon, Berlín, Múnich, Bremen, Stuttgart, hasta culminar en Hamburgo hacia aproximadamente un año. Nunca supe porque corríamos de un sitio al otro, nunca entendía las razones absurdas que daba mi padre para no quedarnos en un sitio definidamente. “Negocios hija, solo son negocios”, repetía cada vez que las maletas se hacían para levantar campamento. No tenía amigos, pero si dos hermanas del alma, que había dejado hacia cuatro años atrás, cuando dejamos Berlín por “negocios” de mi padre. Las conocía desde que tenía uso de razón. Ámbar y Paulette habían sido mi familia los primeros años de mi vida, las tres habíamos nacido el mismo día, con apenas minutos de diferencia una con otra. Nuestros padres se habían conocido en el hospital de Munich, mientras esperaban nuestros nacimientos, o al menos eso era lo que nos habían dicho. Sentíamos que nos conocíamos mucho más allá de esta vida, y aunque parezca algo extraño, teníamos una conexión que nos llevaba a una dimensión que desconocíamos, por momentos nos emocionaba explorarla y por otros nos asustaba el solo hecho de pensarla.
—Niña Amelie, que hace aun mirando por la ventana?—gire mi cabeza mirando sobre mi hombro—su padre la llama.
—No tengo ánimos Peter—conteste caminando hacia la cama y sentándome en ella.
—Debería sentirse feliz, hoy es su cumpleaños, ocho años no se cumplen todos los días—dijo en tono cordial aquel señor de avanzada edad que había estado junto a mi familia desde antes que yo llegara a este mundo.
—Peter, puedo hacerte una pregunta?—fruncí mi boca hacia un costado y cruce mis brazos.
—Por supuesto, si está en mi alcance contestarla—respondió amablemente acomodándose su traje negro que lucía como un uniforme.
—Porque mi padre esta tan nervioso? Nos volveremos a mudar? Otra vez?
—Eso sonaron a, tres preguntas—dijo tratando de cambiar de tema.
—Peter—dije mirándolo fijo a sus ojos verdes, como la hierba fresca—Oh! Entendí—desvié mi mirada dejando mi vista fija en el piso—Lo siento.
—Niña Amelie, todo está bien, su padre está nervioso por su trabajo—paso su mano por mi larga cabellera negra, como queriendo aplacar mis pensamientos—Ahora, yo tengo una pregunta para usted.
—Cual?
—Que ves cuando miras a las personas?
—No lo sé realmente, a veces nada y otras veces mucho más de lo que debería ver.
—Igual a su abuelo—murmuro.
—Que tenía mi abuelo Peter?
—Es mejor que baje todos la están esperando, con permiso—camino hacia la puerta sin mirarme nuevamente y sin darme posibilidad a ninguna replica a su comentario.
Me quede sentada durante unos minutos pensando en mi abuelo, no lo había conocido en persona, solo por fotos. Tenía un gran parecido con mi padre, su cara, su cuerpo, eran prácticamente iguales. Pero yo, que tenia de igual a él? No sabía con certeza que había sucedido con él, solo una historia que mi padre me conto una vez, de un incendio en una casa de campo a las afueras de Schwerin, una ciudad del Ducado de Mecklemburgo. Todo era muy extraño y confuso, como todo lo que rodeaba a mi familia.
Me pare firme en mis dos pies recubiertos por unas balerinas de charol negro. Camine hacia el espejo de mi vestidor mirando mi reflejo. Mí vestido negro con una falda que llegaba más abajo de mis rodillas y medias blancas en mis piernas, era el atuendo que llevaba sobre mi pequeño cuerpo delgado. Mi pelo caía sobre mi espalda, totalmente lacio, mi rostro pálido con facciones marcadas, y sumergidos en el mis ojos brillantes color café. Me mire a mi misma por unos segundos hasta que un trueno hizo que mi cuerpo se erizara por completo.
—Demonios—voltee mi cabeza hacia la habitación y volví a caminar hacia la ventana. Aquella tormenta parecía no querer dar tregua alguna, y algo me decía que nada sería igual de ahora en más.





_________________


“Haz un esfuerzo por llenar de nuevo tu vida con un poco de fantasía.”
Volver arriba Ir abajo
Gaby

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 13/02/2012
Edad : 30
Localización : Paraguay

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Lun Mar 26, 2012 10:18 pm

ains... wOw.. no recuerdo haber leido esto antes.. o ya me olvide?.. en fin.. me encanta... que bello...
Volver arriba Ir abajo
Sil
Moderador
avatar

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 13/02/2012
Edad : 32
Localización : HumanoidCity

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Lun Mar 26, 2012 10:22 pm

No lo recuerdas por que...no estaba escrito ni publicado en ningún sitio Smile

_________________


“Haz un esfuerzo por llenar de nuevo tu vida con un poco de fantasía.”
Volver arriba Ir abajo
Lunna
Admin
avatar

Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 12/02/2012
Edad : 30
Localización : Colombia

MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   Dom Abr 08, 2012 7:02 pm

:<3: :<3: :<3:

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://robsick.activo.in
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las Hijas de Mecklemburgo   

Volver arriba Ir abajo
 
Las Hijas de Mecklemburgo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ros Marbá precursor mahleriano
» NUEVA NOVE BLACK KEYS SUPER HOT
» Night World (L.J Smith)
» GRUPOS NUEVOS EN EL POPU
» La madre en la copla española

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Robsick :: General :: Fanfics & Fan Art-
Cambiar a: